Protector solar natural para todo el año

Aprende a hacer un protector solar natural y evita la cosmética convencional fabricada con ingredientes nocivos.  La mayoría de los protectores solares que vemos en todas las bolsas de  playa están llenos de compuestos químicos dañinos para nuestro cuerpo y para nuestra piel. Podemos suponer que estos efectos nocivos podrían ocasionar a la larga, cáncer de piel.

Una vez más, los compuestos químicos del protector solar incrementan la actividad de nuestras defensas luchando contra esta invasión. Esto podemos evitarlo con un trabajo de concienciación si queremos estar más alineados con nuestros orígenes más naturales. La piel, el órgano más grande de nuestro cuerpo, requiere especial atención no solo en verano, cuando los protectores solares están más de moda, sino  también durante el resto de estaciones del año.

Crea tu propio protector solar natural y úsalo todo el año con esta sencilla receta.

1/8 de una taza de pastillas de cera de abeja
1/4 de una taza de manteca de karité
1/4 de una taza de aceite de coco
2 cucharadas de polvo de óxido de zinc

Añadimos los dos aceites y luego la cera de abejas en un recipiente de vidrio.

Ponemos el recipiente de vidrio al baño maría y a fuego lento.

Una vez fundidos los dos aceites, que serán el compuesto principal de nuestro protector solar, retiramos del fuego y añadimos el polvo de óxido de zinc y mezclamos con una batidora para que no se hagan aglomeraciones.  Lo único que tenemos que hacer ahora es ponerlo en un tarro de cristal y dejarlo enfriar, quizás por la fricción de la batidora puede que la mezcla quede muy líquida al principio. Déjala reposar y en un par de horas tendrás listo tu protector solar listo para usar!

Créditos

Fotografia: http://valemakeupland.com/